Búsqueda

Visitas al blog

Visitas del artículo
454447

Suscríbete para recibir noticias

Madrid

¡Bienvenidos a la capital de España!

 

 

¡Bienvenidos a Madrid! En la foto mi marido, mi amiga Nuria y yo.

 

En el presente artículo os explico mi escapada a Madrid de dos días súper intensivos en los que visitamos el centro de Madrid, El Escorial y El valle de los caídos y, cómo no, os recomiendo un restaurante en el centro donde se come un fabuloso cocido madrileño a buen precio. 

 

 

Nosotros fuimos en el tren AVE desde Barcelona, lo cual es fantástico porque te ahorra tiempo de viaje y de entrada a la ciudad ya que te deja directamente en el centro, en la estación de Atocha, cerca del famoso parque de El Retiro. Para alojarnos me decidí por el famoso barrio de Salamanca, barrio tranquilo y seguro, que se encuentra relativamente cerca del centro y de la estación de tren. 

 

Al llegar a Madrid, a la estación de Atocha, fuimos paseando hasta el hotel, pasando por el parque de El Retiro y la Puerta de Alcalá. Si no vais muy cargados y hace buen día, os recomiendo este agradable paseo. 

 

Yo en el Parque de El Retiro.

 

Ahí está viendo pasar el tiempo... ¡¡¡La Puerta de Alcalá!!!

 

El primer día fuimos a visitar el centro de Madrid con Nuria, una amiga madrileña, que nos hizo de guía. Por el centro dimos un paseo pasando por el Congreso de los Diputados, la Puerta del Sol y la plaza de Oriente, donde se encuentra la magnífica estatua de Felipe IV, el Palacio Real y la Iglesia Catedral de Santa María la Real de la Almudena, donde visitamos su preciosa cripta.  

 

En la foto podéis ver el Palacio Real.

 

Respecto de la estatua de Felipe IV, vale la pena comentar que fue la primera vez en la historia que se realizó una escultura en la que el jinete monta un caballo que se apoya sobre dos patas, por lo cual el escultor Pedro de Tacca tuvo que pedir asesoramiento a Galileo Galilei, quien realizó un complejo estudio de pesos y puntos de apoyo, lo que derivó en que el bronce utilizado fuera de diverso espesor en la parte de la cabeza  que en los cuartos traseros a efectos de conseguir un punto de sustentación mayor. 

 

Estatua de Felipe IV.

 

Realmente no visitamos la ruta del Madrid de los Austrias, fuimos directamente a visitar los monumentos más importantes, pero para aquellos que tengan más tiempo les recomiendo que la hagan, ya que todos los edificios de aquella época reflejan la grandiosidad de lo que llegó a ser este país: el gran imperio español, donde, durante un periodo de tiempo, en concreto en el reinado de Felipe II, nunca se ponía el sol. 

 

En la entrada del Restaurante Fatigas del Querer.

 

Y para comer por el centro os recomiendo el Restaurante Fatigas del Querer (c/ de la Cruz, 17, Madrid y tel. 915232131) donde ofrecen menú de lunes a viernes por 14€ y los fines de semana carta y platos del día. Fuimos a este restaurante por recomendación ya que hacen un buen cocido madrileño. Nosotros comimos el menú y estaba todo muy rico. Yo, como no podía ser de otra manera, pedí el caldo y acompañamiento del cocido madrileño, mi amiga Nuria; caldo y churrasco, y mi marido; almejas a la marinera y codillo en salsa y elegimos diversos postres. Buena relación calidad precio y buen servicio. 

 

Caldo con el acompañamiento. Esto es el típico cocido madrileño. ¡Allá voy!

 

Cocido madrileño.

 

Almejas a la marinera.

 

Churrasco con patatas fritas.

 

Codillo en salsa.

 

Postres.

 

Quien vaya a Madrid no se puede perder el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, que se encuentra a unos 50 minutos de Madrid en el pueblo del mismo nombre San Lorenzo de El Escorial, un pueblecito de veraneo con mucho encanto. Nosotros fuimos a visitarlo el segundo día de estancia gracias a uno de esos tours turísticos que se ofrecen para visitar El Escorial-Valle de los Caídos. 

 

El Escorial.

 

En el monasterio se encuentra la Biblioteca Real, muestra del “Siglo de Oro” español, y los panteones de los reyes y los infantes y, asimismo, se encuentra el Palacio de los reyes, donde vivían allí parte del año. La figura del gran rey Carlos I de España y V del Sacro Impero Romano Germánico es decisiva en la fundación de este Real Sitio, iniciándose su construcción por su hijo Felipe II. Son increíbles las tumbas que se encuentran en los panteones hechas de oro y mármol. ¡Son simplemente magníficas! 

 

El Valle de los caídos.

 

Y, en la misma visita, fuimos aValle de los Caídos, que al margen de lo que simbolice para unos y otros, es digno de ver por su interés arquitectónico. En concreto, quiero llamar la atención sobre el increíble trabajo que realizaron los escultores. En el exterior de la Abadía se encuentra la enorme Piedad del escultor Juan de Ávalos y Taborda, el cual también realizó un magnífico trabajo con los arcángeles que se encuentran en el interior de la Basílica junto al altar. Pero lo que más sorprende, por lo menos a mí, son las enormes esculturas del escultor Luis Antonio Sanguino, al entrar en la Basílica, cuatro esculturas a cada lado del pasillo, cada una de ellas enorme e imponente que dejan sin habla,  las dos primeras a cada lado simbolizando a los combatientes del ejército de tierra de cada bando, las dos siguientes a la armada, las dos siguientes al ejército del aire y las dos últimas a las milicias, unas frente a otras, respetándose y guardando silencio, como símbolo  de reconciliación en la muerte.   

 

Y aquí termina esta escapada, teniendo que volver de nuevo a Barcelona,  pero nos quedamos con ganas de volver a Madrid. ¡Hay tanto que ver! ¡Hasta la próxima seguidores! 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Os invito a que hagáis una escapada o visita turística de las que propongo en este blog y ya de paso a que probéis uno de los restaurantes recomendados. ¿Os animáis?

SFbBox by psd to html